Un grupo de congresistas de Estados Unidos se disponen a batallar por levantar las restricciones de viajes haciendo que no solo los cubanos si no los todos los Estadounidenses puedan viajar libremente a Cuba alegando que la política de aislamiento no ha dado resultado, pero esta iniciativa cuenta con la fuerte oposición de la comunidad de cubanos de Miami y los congresistas y senadores que los representan diciendo que esto solo haría mas fuerte al régimen de los Castro que estos no han hecho nada por mejorar los derechos humanos en la isla al contrario han aumentado la represión.