En la mañana de este martes, la disidente cubana Martha Beatriz Roque fue arrestada en las afueras de su casa, en la capital cubana.

La popular opositora fue conducida a la estación de Aguilera, en la barriada de Lawton, antes de ser liberada sin cargos.

La activista relató que aproximadamente a las 8:30 am se encontraba frente a una cuadrilla de constructores que descargaban materiales de construcción para su vivienda.

“Era arena recuperada” de escombros, dijo la opositora a Cubanet. Entonces una perseguidora de la policía que pasaba cerca se detuvo y ordenó detener la descarga, cuestionando a Roque, y preguntándole si tenía “papeles” para los materiales mencionados.

“La actividad no es ilegal”, le comentó Roque, “aun no teniendo papeles”, y el jefe de patrulla se escudó en lo que le contestó la activista para arrestarla.

Pero, más tarde, las autoridades “echaron para atrás el arresto” de la opositora, no obstante a los hombres que estaban descargando la arena, los acusaron de “desacato”, de acuerdo a lo que le dijo a Martha Beatriz, un oficial que dijo ser segundo jefe de Operaciones de la Unidad Policial de Diez de Octubre.

“Se llevaron a los muchachos para la estación de Aguilera”, detalló Roque. “Allí intervino la Seguridad del Estado, los soltaron como a la hora y pico”.

Martha Beatriz Roque ha sido declarada prisionera de conciencia por Amnistía Internacional a fines de los años 90, y es autora del documento conocido como “La Patria es de todos”, además de fundar el Instituto Cubano de Economistas Independientes.

El régimen no se detiene en su acoso a los opositores cubanos, les fabrica delitos, los involucra en cuanto puede, los violenta, y son personas marginadas por la sociedad, a causa del hecho de negarse a ser partícipe del circo del Gobierno.