Hesdy Eduards, de 55 años, fue condenado a 20 meses de cárcel y un año de libertad condicional tras arribar al Miami International Airport en febrero con 134 cápsulas de cocacína escondidas en su cuerpo, según reporta El Nuevo Herald.

El hombre, proveniente de Paramaribo, Surinam, admitió en una segunda revisión que había tragado un total de 1.5 kilogramos de droga y fue llevado al Hospital Jackson Memorial para que las expulsara.

Asimismo, Eduards, quien aceptó cooperar con las autoridades para revelar los nombres de los traficantes, reveló que en Suriname le habían propuesto transportar la droga en su cuerpo a cambio de 6 000 dólares.

De acuerdo con el rotativo, Eduards fue acusado de posesión de droga con intención de distribuirla en EEUU y Brianna Louise Byrd y David Anthony Gordon, quienes también la repartirían, fuero condenados a 33 meses de cárcel y 4 años de libertad condicional.