Condenado a 15 años de prisión el traficante que mató a dos cubanos en septiembre de 2016, según la Fiscalía de Florida este martes, Fredis Valencia Palacios, junto a Jhoan Stiven Carreazo Asprilla y Carlos Emilio Ibargüen Palacios, lucraron con el tráfico de personas a través de Colombia por la selva del Darién hacia la vecina Panamá para que continuaran su camino hacia EEUU, reporta El Nuevo Herald.

Hace dos años atrás, los cubanos Edelvis Martínez Aguilar, su novio Liover Santos y Dunieski Eliades Lastre Sedeño pagaron a los coyotes para que los transportaran de Colombia a Panamá como parte de una travesía para llegar a Estados Unidos, cuando todavía estaba vigente la política “pies secos/pies mojados”.

El trayecto de los cubanos incluía atravesar Centroamérica y México para presentarse ante las autoridades estadounidenses en la frontera.

Pero durante el viaje, el 7 de septiembre de 2016, los tres antillanos fueron entregados por Valencia Palacios a una embarcación en la que se encontraban los otros dos traficantes, Ibargüen Palacios y Carreazo Asprilla, estos sacaron un cuchillo y una pistola a los jóvenes, y los amenazaron.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Uno de ellos, Ibargüen Palacios anudó las muñecas de los dos hombres, y los arrojó al mar, Santos pudo sobrevivir, y escuchó a los delincuentes agredir sexualmente a su novia, Edelvis Martínez, para luego asesinarla, cortándole la garganta.

También escuchó como asesinaban a su compañero de travesía, Lastre Sedeño, Santos escapó y nadó lejos, finalmente pudo ser rescatado por la Armada Colombiana.

El cubano llevó a las autoridades a donde se encontraban los cuerpos de los otros dos isleños.

Los asesinos Carreazo Asprilla e Ibargüen Palacios serán sentenciados el 4 de enero de 2019.

Según la Fiscal Ariana Fajardo Orshan del Distrito Sur de Florida, “la sentencia de 15 años de prisión federal impuesta hoy contra Fredis Valencia Palacios es un recordatorio para todos de que estar en alta mar no protegen a los criminales de ser procesados en los Estados Unidos”.

El pasado año, Colombia extraditó a los criminales colombianos, responsables de la muerte de los dos jóvenes cubanos.