Se realizó hoy la votación crucial para un gigantesco complejo comercial y de entretenimiento de $ 4 mil millones cerca de Miami y de los Everglades, que se convertiría en el centro comercial más grande de Norteamérica una vez que se haya completado.

La Comisión del Condado de Miami-Dade votó la aprobación el jueves para American Dream Miami.

Los votos fueron 11-1 a favor, con solo la comisionada de Miami-Dade Daniella Levine Cava votando no. Ella citó las preocupaciones ambientales y de agua como sus razones para votar en contra del proyecto.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Más que un centro comercial, sus desarrolladores dicen que incluiría atracciones de parques temáticos como una pista de esquí cubierta, paseo submarino, parque acuático, pista de patinaje, tiendas y restaurantes y 2.000 habitaciones de hotel.

Al alcalde de Miami-Dade le gusta todo sobre el proyecto American Dream, una alternativa a Disney.

“Para que no tengamos que irnos y viajar tres o cuatro horas para llegar a Orlando y ver el tipo de cosas que deberíamos ver aquí en Miami-Dade”, dijo el alcalde Carlos Giménez.

Aunque está cerca de los Everglades, la mayoría de las preocupaciones se han centrado en el tráfico. El desarrollador canadiense Triple Five estima que atraería a unos 30 millones de visitantes al año.

El vecino condado de Broward ha amenazado con demandar si los desarrolladores no toman medidas para aliviar el estancamiento del tráfico.

Los desarrolladores se comprometieron a gastar $200 millones de dólares para mejorar el tráfico.