Un adolescente cubano de 15 años, se ha robado la atención al lanzar rectas de 96 millas por horas, algo impresionante para un muchacho de tan corta edad, en una reseña de un showcase en la República Dominicana.

Aunque Osiel Rodríguez tendrá que esperar hasta el 2 de julio del 2018 para firmar con MLB, no ha perdido tiempo y se ha hecho notar.

El joven cubano promete, y tanto es así que ha sido figura principal de un artículo de Baseball América.

Una persona cerca al muchacho comentó: “Yo he trabajado y visto promesas excelentes, pero Osiel está entre los más altos en la calificación, la potencia de su brazo es algo realmente portentoso. Los equipos están mareados con lo que han visto de él”, dijo el avileño.

Según la prestigiosa publicación especializada en béisbol, el joven “enfrentó a cinco bateadores, ponchó a tres y retiró a los otros dos con roletazos, con 13 de sus 17 lanzamientos en strikes”.

Decenas de evaluadores de talento, han quedado boquiabiertos con el cubano, “su bola rápida se mantuvo estable en 95 millas por hora, con dos envíos en 96, mezclados con rompimientos entre los 75-78 millas”, comentó El Nuevo Herald.

La fuente ha dicho: “Te imaginas lo que significa que ya los equipos están haciendo sus planes para el 2018 con este muchacho”.

Y agrega: “debemos velar en lo posible para que él cumpla su meta de llegar a las Mayores sin dificultades”.

Osiel salió hace unos meses de Cuba, legalmente, dejó atrás la oportunidad de brillar en Series Nacionales, prefirió tener una vía hacia las Mayores, pese a su condición de agente libre con restricciones por sus 15 años.

En el Mundial Sub 15 en 2016, el avileño atizó nueve ponches dio una base por bolas y solo permitió par de hits en siete y un tercio de entradas con total dominio de la zona de strike antes de ceder el box al cerrador Edgar Martínez.

“Ahora, Rodríguez parece uno de los mejores prospectos de pitcheo en 2018 y potencialmente el mejor lanzador internacional en general”, ha señalado la publicación Baseball América.

Sin duda escucharemos hablar mucho en lo adelante de este joven prospecto cubano.