Ivonne Yolie Capin presidenta del Consejo de la ciudad de Tampa (Florida), declaró este martes en La Habana no estar de acuerdo con la política del presidente estadounidense, Donald Trump hacia Cuba.

Capin señaló como “pasos positivos” los que se habían alcanzado con la administración Obama, y que ahora están siendo revertidos.

“Siento pesar por la posición reciente que ha asumido la administración de Trump con relación a Cuba”, comentó la representante del Consejo de Tampa, tras una visita de tres días a la capital cubana.

Una delegación de funcionarios y empresarios de esa localidad y la ciudad vecina de San Petersburgo, acompañaron a Capin durante esta visita.

Quien argumentó que “una de las cosas que hace grande a los EE.UU. es la libertad de sus ciudadanos a la hora de expresar lo que piensan, incluso cuando puedan contradecir las posiciones del poder ejecutivo” en declaración ante una rueda de prensa en la que no se permitieron preguntas.

“Este es un momento difícil en las relaciones de Cuba y Estados Unidos debido a que la actual administración está deshaciendo algunos de los pasos positivos que se lograron en los últimos cuatro años con la administración anterior”, apuntó.

Integrantes del grupo estadounidense ratificaron la “calidez y hospitalidad” con la que fueron recibidos en la Isla, recordando la historia compartida entre Cuba y Tampa, así como vínculos económicos, culturales y de amistad.

El titular de la ciudad de San Petersburgo, Darden Rice, declaró: “Nos sentimos muy comprometidos con las labores y acciones para normalizar las relaciones con Cuba”.

David A. Straz (hijo), miembro de la comitiva estadounidense que viajó a la Mayor de las Antillas, develó las posibilidades de colaboración en el ámbito cultural entre Tampa y la Isla, puesto que invitaron al Ballet Nacional de Cuba a presentarse en la ciudad estadounidense el 23 de mayo de 2018.

Y anunció que se están ultimando detalles para presentar en Tampa una exhibición con obras de Wilfredo Lam (1902-1982), célebre pintor cubano.

Esta visita ha indignado a la comunidad de cubanos exiliados en esa ciudad al centro de la Florida.

Rafael Pizano de Casa Cuba en Tampa, explica que “por la ley de la Florida Capin tiene que darnos esa información, a mí o a cualquier residente de la ciudad de Tampa”. Pizano se refiere a los detalles de sus viajes y reuniones a Cuba, los cuales la presidenta del Consejo de la ciudad no ofrece.

“A mí lo que me interesa es si hay violaciones criminales federales en este clima”, dice el abogado, Rafael Fernández de Casa Cuba en Tampa.

Quien está investigando que Capin esté registrada como agente al servicio de otro país.

El abogado comenta que “esto es una violación federal actuar de esta forma, sin estar registrada”.

El exilio cuestiona la relación de Ivonne Yolie Capin con el embajador cubano actual en Washington, José Ramón Cabañas, con quien aparece en una foto. Así como detalles de sus reuniones con el canciller cubano, Bruno Rodríguez.

Capin también debe justificar los fondos con los que se han costeado los viajes a Cuba.

(Con información de Martí Noticias)