Un grupo que jugaba en el Golf Club en Fiddler’s Creek en Naples el viernes se topó con un peligro interesante en el hoyo 10.

Un cocodrilo y una pitón birmana estaban enfrascados en una batalla mientras los golfistas jugaban cerca. Mientras la serpiente estaba retorcida alrededor del cocodrilo, la cola de la pitón estaba justo en la boca del cocodrilo.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Aunque sorprendido, Richard Nadler y sus amigos decidieron jugar porque las dos criaturas del reino animal parecían más interesadas en sí mismas y no en los pájaros o las águilas.