Cuba debutará el día 7 de marzo ante su encarnado rival, Japón, en la apertura de las acciones en el Grupo B del IV Clásico Mundial de Béisbol. Para el duelo está anunciado el derecho Lázaro Blanco, quien lanzó una serpentina de lujo en la Serie del Caribe de Culiacán. Mientras, por los japoneses, una noticia no podía ser mejor recibida: ellos no contarán con ninguno de sus astros ligamayoristas, ni la sensación del momento, Shohei Otani.

¿Habrá otro torneo más fuerte donde sus representantes puedan defender la camiseta de su país? Profesionales, amateur, prospectos o novatos, todos tienen la posibilidad de competir a un alto nivel en el IV Clásico Mundial de Béisbol.

En las dos primeras ediciones en 2006 y 2009, Japón levantó la copa mientras que, República Dominicana, alzó el trofeo en 2013 con una impresionante marca de 8-0.
Una vez presentados los rosters de cada plantel, analicemos las posibilidades de los competidores en el Grupo B.

Equipo: JAPÓN

Higthligths: En tres ediciones del Clásico Mundial de Béisbol, Japón ganó las dos primeras, en 2006 y 2009, con éxito contra Cuba y luego sobre Korea. En ambas ocasiones, Daisuke Matsuzaka fue elegido por jugador más valioso, y el bate del extra clase pelotero Ichiro Suzuki terminó siendo vital en ambos campeonatos. Para el venidero IV Clásico, Norichika Aoki es el único pelotero activo en las Grandes Ligas, que conforma el roster de la novena nipona. Aoki, que fue pieza clave en el primer triunfo de Japón en 2009 (bateó para una línea de .324/.381/.351 y siete remolcadas), deberá sobresalir como el líder de este plantel en el terreno de juego.

Plantilla

Fortalezas: El pitcheo volverá a ser plato fuerte en el menú que traen los japoneses al Clásico Mundial. Como es de esperar, el conjunto japonés contará con varias de las figuras más sobresalientes de su Liga Profesional Nipona, aunque tendrá notables ausencias como Yu Darvish, Masahiro Tanaka, Kenta Maeda, Hisashi Iwakuma y el súper prospecto Shohei Otani.

Debilidades: Aun teniendo en su alineación a talentosos bateadores como Sho Nakata y Norichika Aoki, el punto menos fuerte de la artillería japonesa deberá ser la parte ofensiva. Pero ellos equilibran sus destellos de poder con mucha velocidad en las almohadillas, sagacidad que les dará oportunidad de fabricar carreras y conectar extra bases. Su plan táctico dependerá del desempeño en el circuito y el bateo oportuno, pues la defensa del plantel siempre trabaja a altos niveles de solvencia tanto en el infield como el outfield.

Pronóstico: Por su historial no solo en el torneo, sino en el béisbol, los japoneses son favoritos para pelear y ganar la llave A. Ya en la segunda ronda, donde deberán enfrentar —quizás— a Holanda y Korea, estará por ver si su capacidad esta vez está preparada para llegar aún más lejos.




Equipo: CUBA

Higthligths: Cuba sorprendió en el primer Clásico Mundial, al llegar hasta la final y eliminar a conjuntos favoritos como República Dominicana y Puerto Rico. Era obvio que el plantel cubano no saliera como equipo a considerar, pues enfrentaba a la crema y nata del resto de las selecciones, las cuales estaban robustecidas con varios de sus más estelares jugadores de la MLB. Pero Cuba, con una generación de lujo, combinando veteranía con figuras jóvenes como Pedro Luis Lazo, Adiel Palma y Ariel Pestano a Yulieski Gurriel —para entonces con apenas 21 años— como principal prospecto del plantel, dio batalla y demostró que podía codearse con peloteros profesionales del más alto nivel.

Ver Más
El fuera de combate más merecido de las peleas de UFC

En lo que se puede categorizar como una proeza, Cuba cayó por 10-6 ante Japón en la final y, en las otras tres ediciones, jamás ha podido alcanzar las semifinales. En 2009, Japón, colgado del brazo de Daisuke Matsuzaka e Hisashi Iwakuma eliminó a Cuba en la segunda ronda. Luego, en 2013, el batón de los verdugos cubanos lo tomaron los holandeses, quienes vencieron dos veces a Cuba para eliminarlos definitivamente y viajar a San Francisco.

Aunque usted no lo crea, en tres ediciones del Clásico Mundial de Béisbol, Cuba acumula el promedio de bateo histórico más alto, con .310 —único conjunto que batea arriba de .300—, seguido por Japón (.297) y las novenas de Estados Unidos (.288). Y de esa misma manera, reina en las siguientes categorías ofensivas: Extra bases (69), jonrones (30) y slugging (.507). Para poner el punto final, les dejo con un dato que habla por sí solo: los lanzadores cubanos se han unido para regalar 83 boletos, la cifra más alta por países en la historia del evento.

Plantilla
Fortalezas: Para la primera ronda, el pitcheo cubano propone ser la fortaleza principal, teniendo en cuenta que se medirán a Australia y China, dos planteles que están lejos de ser tan peligrosos como Japón. A decir verdad, el bateo no presume ser un punto de lo más interesantes para los cubanos, aunque tienen dentro de sus filas a Frederich Cepeda, quien históricamente lidera a todos los bateadores en el Clásico Mundial en varios acápites: Anotadas (17), hits (31), dobles (8) —igualado con el canadiense Justin Morneau—, jonrones (6), empujadas (23) y extra bases (15). Junto a él, Alfredo Despaigne es otro que deberá plantarse en el rectángulo y sacar adelante a los cubanos, ante la falta de ofensiva de largometraje.

¿Que Cepeda y su swing ya no es el mismo?… ¿Que Despaigne no ha respondido a su asignatura como debe hacerlo un verdadero cuarto bate? Esas son preguntas que no dejarán de abrir el abanico previo a la justa de altísimo nivel.

Debilidades: A diferencia de campeonatos anteriores, Cuba no propone ni la velocidad ni el poder de antaño. Todos sabemos el por qué: La estampida de los principales prospectos, peloteros hechos y otros que podían cuajar como futuras estrellas, han desaparecido paulatinamente de la edición de 2009 a la fecha.

Aun eliminada, la novena cubana de hace cuatro años cerró quedando como líder en cuadrangulares con 11, contando con los palos kilométricos de José Abreu (3), Alfredo Despaigne (3) y Yasmany Tomás (2), quienes comandaron a la nave de las cuatro letras.

Pronóstico: Los cubanos deberán ganarle a Australia y China, para así clasificar a la segunda parte del certamen. Pero, una vez en el segundo tramo, ellos únicamente podrían pasar a semifinales si logran ganarle a Korea o Japón. O entonces, tejer lo que no consiguen hace muchísimo tiempo: Vencer a Holanda, “Bestia Negra” del team Cuba.




Equipo: AUSTRALIA

Higthligths: Australia ha tomado cotas considerables, con una liga que cada vez crece más y se expande. Pero, competitivamente, el nivel del béisbol australiano aún no cuenta con todo el potencial para salir como favorito en el Grupo B. ¿Que tengan calibre para sorprender? Por supuesto que puede ser. Dando por hecho que consigan un triunfo contra China, los canguros tendrán que derribar a Cuba o Japón, para poder clasificar con récord de 2-1, la opción más lógica que ofrece la división.

Plantilla

Fortalezas: Al contar con los lanzadores relevistas Liam Hendriks (relevó en 53 partidos con los Atléticos de Oakland en 2016: Récord de 0-4, efectividad de 3.76 con 71 ponches en 64.2 innings) y Warwick Saupold, junto a otros experimentados serpentineros como los zurdos Travis Blackley y Ryan Rowland-Smith. El abridor Chris Oxspring sería una pieza clave, aunque aún no se ha notificado oficialmente si lanzaría contra China o Cuba.

Ver Más
Derrota de gladiador cubano de UFC pudiera ser fin de su carrera

De los bateadores, el jardinero Trent Oeltjen (.333, 18-6 en dos Clásicos) muestra una avalada hoja de servicios —14 temporadas en ligas menores, con promedio de .295, 732 anotadas y 239 bases robadas— para ser el líder de una alineación que no dependerá del bateo. Peter Moylan, es otro de los brazos que solidificará la rotación de pitcheo, teniendo en cuenta que puede realizar actuaciones en varios roles.

Debilidades: A todas luces, el pitcheo deberá sacar la cara por el bateo, en una llave donde los partidos ante Japón y Cuba estarán cargados de exigentes. Claro, sin tocar vítores de victorias contra China.

Australia, que ha estado en todas las ediciones del certamen, perdió 4-1 dos partidos cerrados en 2013, a costa de Holanda y China Taipéi, selecciones que no enfrentarán por esta ocasión durante la primera ronda.

Parte de la clave estará en ver que logra dar James Beresford, prospecto de los Mellizos de Minnesota, quien propone ser la bujía inspiradora de la ofensiva que, desde ahora, muestra un bajo perfil y mucho que batallar: En tres Clásicos se colocan en la 13ra posición del bateo (.225), en un listado de 18 países que han participado de 2006 la fecha.
¿Podría sorprendernos con esa dosis de jugadores jóvenes que tienen? Todo está por ver…

Pronóstico: Por esta vez, aún no veo a Australia, al menos con esa cantera que debería mostrar un país que viene en ascenso beisbolero, con el poder y la determinación. No obstante, ellos tendrán tres duelos bien encarnados, donde el ganador en el diamante pondrá respuesta en la calificación final de su prueba de fuego.




Equipo: CHINA

Higthligths: Cuando Wei Wang bateó el primer cuadrangular de un jugador de China en el Clásico Mundial, vistió de verde la inevitable idea de que ellos eran la Cenicienta de Asia. De ahí en adelante, ellos lograron completar un récord de (2-7), por debajo del (3-7) de China Taipéi, pero mucho mejor que selecciones de otros continentes como Australia (1-8), Brasil (0-3), España (0-3), Panamá (0-5) y Sudáfrica (0-5).

Plantilla

Fortalezas: Aunque la efectividad mancomunada en tres Clásico es de 6.95, WHIP de 1.835, producto de elevadas tasas de 4.1 boletos y 11.8 hits por cada nueve episodio, el pitcheo deberá traer las mayores sustancia en la plantilla de los chinos. ¿Quién cargará todo el peso? El ex ligamayorista Bruce Chen quien, luego de aparecer dos veces con la camisa de Panamá (0-1 y 4.00 de efectividad), lanzará a sus 39 años por la lomita de los asiáticos.

Debilidades: Otra vez, el pitcheo de bullpen y el bateo de poder serán presencia de escases en la nave de los mandarines. Eso, sin contar que el promedio de anotar carreras en nueve juegos ha sido de (1.88), inferior a todos los récords históricos de sus rivales en el grupo: Australia (3.11), Cuba (6.25) y Japón (6.41).

Pronóstico: Juegan tres partidos, y van para casa. Solo un sismo beisbolero removería todo para que China estuviera en la segunda ronda.