De los 22 heridos en el accidente del pasado 24 de diciembre con pirotecnia en las Parrandas de Remedios, dieciocho continúan ingresados con “peligro para la vida”, informó CMHW, emisora oficial.

Doce heridos se encuentran en el llamado Hospital Nuevo de Santa Clara, cinco de ellos calificados como críticos extremos; dos en estado crítico; tres valorados en estado muy grave; y dos de cuidado, el denominador en común es que la vida de todos corre riesgos.

Seis menores se mantienen internados en el Hospital Infantil José Luis Miranda de Santa Clara, tres de ellos de entre 11 y 15 años, están valorados de críticos extremos, y según precisaron los médicos, “en las últimas horas están presentando complicaciones propias de este tipo de lesiones”.

Uno en estado crítico, y otro en estado muy grave son las condiciones en las que se encuentran otros dos menores de edad.

Yoel Enrique Yút Rodríguez, recibió el alta médica este lunes, el cuarto de los 22 internados por quemadura luego del suceso.

En el centro del país, otras 12 personas continúan internadas, luego de otro fuego similar en la localidad de Zulueta, durante las parrandas del 31 de diciembre, la prensa cubana estatal no ha informado sobre el incidente.

(Con información de Diario de Cuba)