protestas-venezuelaEn Cuba, los dirigentes y los que viven del gobierno están nerviosos por la situación en Venezuela. Desde la isla los afines al gobierno comienzan a lanzar críticas e insultos contra los estudiantes venezolanos que se han cansado del gobierno de Maduro como es el caso de Silvio Rodríguez en su blog Segunda Cita.

Silvio Rodríguez acuso a los estudiantes venezolanos que protestan de fascistas y agentes del imperio. Un estudiante venezolano le escribió esta carta abierta a Silvio que fue publicada en el blog de Zoe Valdes (www.zoevaldes.net).

Señor Silvio Rodríguez:

He podido leer a través de un documento impreso, puesto que el gobierno de este país, Venezuela, ha bloqueado mi acceso a internet, que usted y un grupo de personas han redactado y publicado en su blog Segunda Cita un documento en el que se nos acusa de fascistas, defendiendo pues al régimen de Nicolás Maduro y a sus militares, en nombre de la paz. ¿Qué paz, señor Rodríguez?

Los estudiantes venezolanos no somos fascistas, señor Rodríguez. Los estudiantes venezolanos queremos que Venezuela sea un país libre, un país próspero, un país donde tengamos futuro, donde nuestros hijos tengan futuro, donde podamos vivir de manera honesta, y no oprimidos, o vendidos, como al parecer es su caso, a una tiranía. Un país donde los ancianos y los enfermos tengan qué comer y medicinas para curarse, y no tengan que mendigar, como mendiga el gobierno de su país: Cuba.

Los estudiantes venezolanos repudiamos la violencia, y hemos salido a las calles a protestar pacíficamente. Han sido los militares cubanos y los militares venezolanos que bajo las órdenes del régimen que usted defiende y que usted representa, así como bajo las órdenes de Nicolás Maduro (obediente de los Castro), quienes nos han vejado, nos han golpeado salvajemente, nos han torturado, y nos han violado con sus fusiles, a jóvenes de ambos sexos. Han saltado con sus botas sobre nuestras cabezas y sobre nuestros cuerpos, nos han disparado, nos han introducido los cañones de sus fusiles vía anal. Todo esto ha sido probado y denunciado mediante la justicia, abogados y tribunales, y las pruebas han sido mostradas. Para ellos hemos debido desnudarnos y enseñar nuestros cuerpos maltrechos, pero con la moral muy alta, porque no hemos enseñado más que la verdad.

Señor Rodríguez, en una época los venezolanos abrazábamos sus canciones. Creíamos que era un poeta, lo apreciábamos por poeta. Ya no, ya no podemos ni queremos oír su voz.

Señor Rodríguez, los venezolanos hemos dado nuestras vidas, hemos entregado nuestras riquezas naturales, para que los cubanos se vanaglorien de su infernal revolución, y para que finalmente puedan comer y tener electricidad en sus hogares. Los Castro nos han saqueado, han saqueado nuestro petróleo, y quieren destruir nuestra dignidad, como han hecho con el pueblo cubano. No lo conseguirán con los venezolanos.

Créame que voy a seguir luchando por la libertad de Venezuela y la de Cuba, créame que cuando Venezuela sea libre, ni usted, ni los que han firmado ese oneroso documento donde se nos acusa con mentiras y calumnias, podrán ser aceptados en mi país. Ni usted ni mucho menos sus canciones, porque sus canciones mienten tanto como usted. Porque su mensaje es el mensaje de un cobarde al servicio de la muerte, del fascismo, un mensaje tergiversado, en contra de la paz.

Por razones obvias no puedo firmar con mi nombre, pero le prometo que un día me presentaré allí donde usted esté, y cara a cara le diré quién soy. Espero que no pase mucho tiempo, y que la vida y la libertad me acompañen.

Con mi más firme repudio a usted y a quienes usted sirve,

Un estudiante venezolano.

Desde las calles de Caracas.

Los jóvenes venezolanos continúan en las calles de Venezuela exigiendo la destitución de Nicolás Maduro y el fin de la injerencia del gobierno de Cuba en su país.