El opositor cubano y creador del programa que se transmite desde la isla Estado de Sats, Antonio Rodiles, dedico una carta abierta a Raúl Castro con motivo de su intervención en Venezuela durante la Cumbre del Alba. Aquí les dejamos la carta abierta de Antonio G. Rodiles a Raúl Castro.

Su discurso en la cumbre extraordinaria del Alba reconfirma que usted y su grupo intentarán estar en el poder a todo costa. No importa si el pueblo cubano se hunde en la miseria y la

desesperación, no importa si sus hijos continúan escapando de este desastre, ustedes pretenden permanecer y arrasar todo.

Le escuché decir que la “sociedad civil” cubana irá a desenmascarar a los mercenarios y sus patrones, vuelvo a recordarle que usted, su hermano y su grupo, son los mayores traidores y

anticubanos y que sus voceros y represores son los verdaderos mercenarios.

Han encarcelado, han fusilado, han expulsado, han castigado, acosado y humillado a grandes cubanos, usted y su hermano pasarán a la historia como los peores hijos de esta tierra.

Si tan seguro está de sus patéticos voceros, ¿por qué impide que un grupo importante de cubanos pueda viajar a Panamá? ¿por qué impone limitaciones a nuestras libertades de

movimiento? ¿por qué han cancelado pasaportes? Si no fueran tan siniestros usted y su banda, causaría risa su falso discurso.

No permitirán viajar a ex prisioneros del grupo de los 75 como: Ángel Juan Moya, Arnaldo Ramos Lauzarique, Eduardo Díaz Fleitas, Félix Navarro, Héctor Fernando Maseda, Iván

Hernández Carrillo, Jorge Olivera, Marta Beatriz Roque Cabello, José Daniel Ferrer, Oscar Elías Bicet. A artistas como: Ailer González Mena, Tania Bruguera. A activistas como: Egberto

Escobedo, Hugo Damián Prieto Blanco, Antonio G. Rodiles.

Usted teme estar cara a cara frente a cubanos dignos, usted tiembla de solo pensar que escuchará frente a frente verdades punzantes y directas. Usted y su hermano, no son más que

oscuros dictadores que lograremos echar para que este pueblo pueda de una buena vez vivir en libertad, paz y prosperidad.