La masacre en la escuela Marjory Stoneman Douglas High School donde un joven armado con un rifle automático AR-15 asesino a sangre fría a 17 personas a vuelto a abrir el debate sobre las regulaciones a las armas.

El congreso se ha negado históricamente a tan siquiera discutir aumentar las regulaciones para la venta de armas tratando siempre de poner la culpa en otro problema. Puede ser que las armas no sean el único problema por el que ocurre con tanta frecuencia estos asesinatos en Estados Unidos, pero son sin duda un factor importante.

Para muchos estadounidenses el Congreso le está fallando al pueblo americano sin hacer nada ante tantas masacres. La explicación para esta inmovilidad de los políticos podría estar donde siempre, en el dinero.

Las donaciones de la Asociación Nacional del Rifle llegan a todos sin importar partido político, republicanos y demócratas han recibido cientos de millones de dólares del NRA para campañas políticas.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Aquí tenemos los nombres de los políticos que más dinero han recibido de la Asociación Nacional del Rifle.

En las elecciones del 2016, NRA gastó 50 millones de dólares en publicidad para varios candidatos:

1. Donald Trump: 11.4 millones.
2. Marco Rubio: 1 millón.
3. Rob Portman: 730 mil.
4. Richard Burr: 710 mil.
5. Roy Blunt: 600 mil.
6. Todd Young: 440 mil.

Además el NRA gastó 34 millones de dólares anuncios contra candidatos que pedían más regulaciones a las armas.

Los congresistas que más dinero recibieron por parte del NRA en el 2016 fueron:

1. Paul Ryan: 171 mil.
2. Ryan Zinke: 79 mil.
3. Martha McSally: 77 mil.
4. Todd Young: 73 mil.
5. Joe Heck: 68 mil.
6. Mia Love: 63 mil.
7. Kevin McCarthy: 42 mil.

Florida es uno de los estados favoritos del NRA donde existen varias protecciones legales, de hecho, existe una propuesta de ley en el Congreso de la Florida que permitiría las armas en las escuelas y en los aeropuertos locales.

Las armas son un derecho constitucional y está bien que se proteja pero también lo son la protección contra registros e incautaciones arbitrarias pero el Congreso no tiene ningún problema en pasar medidas que lo permiten en el interés de la seguridad nacional ¿por que con las armas no?

Los políticos están vendiendo la seguridad de sus ciudadanos al mejor postor