Miguel Díaz-Canel y Nicolás Maduro en Venezuela

El diputado Eduardo Bolsonaro, hijo del presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, organizó la “Cumbre Conservadora de las Américas”, que congregó a representantes de una decena de países de la región, en dicho evento el hijo del mandatario ofreció a Brasil como sede de un hipotético juicio a las “dictaduras de Cuba, Venezuela, y Nicaragua”, reporta Martí Noticias. 

Bolsonaro padre se comprometió a consolidar en Latinoamérica la “nueva línea política que nació en las elecciones de octubre pasado, y prometió aunar esfuerzos para combatir el comunismo en la región”, impulsado por el régimen castrista. 

Todos en América Latina “saben cuales son las consecuencias de la izquierda. El ejemplo más claro es Cuba, y el país que más se aproxima a esa realidad es Venezuela, explicó el líder de derecha. 

El diputado que organizó el evento en la ciudad brasileña de Foz de Iguaçu, habló del caso de enjuiciar a Cuba, Venezuela y Nicaragua, y dijo que “sería un motivo de gran satisfacción para Brasil recibir a ese tribunal”. 

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Su padre el presidente electo del gigante suramericano, no asistió a la Cumbre, pero envió un claro mensaje a la conferencia para luchar contra las dictaduras de la región. 

Bolsonaro se recupera en su casa de unas heridas que sufrió durante la campaña electoral, y alentó a los conservadores de América Latina “a no desistir, a no perder la esperanza” y a mantener viva la llama de la libertad.

Mientras se recupera en una cama, en teleconferencia, hizo un llamado para combatir al Foro de Sao Paulo, conformado por  grupos de izquierda, y fundado por el fallecido dictador Fidel Castro y Luiz Inácio Lula da Silva, ex presidente brasileño.