Francel Rodríguez gerente de Billing USA una compañía de La Pequeña Habana, fue acusado de un cargo de confabulación por estafar a instituciones de cuidado de la salud, pero esto no es todo.

La empresa ofrecía un amplio menú de servicios a sus clientes de cuidado de la salud, desde facturas básicas hasta facturas millonarias, todo era un sofisticado plan de estafa.

Otras personas vinculadas a la estafa deberán cumplir sus condenas en cárceles federales.

Mauricio Palma propietario de la compañía de La Pequeña Habana se declaró culpable de confabulación para estafar a instituciones de cuidado de la salud, lleva meses en el Centro de Detención Federal, en el centro de Miami, sentenciado a ocho años de cárcel.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

El dueño de Billing USA también tendrá que devolver $2.110.173 como compensación y perdió $1.8 millón en ejecución hipotecaria.

Rafael Izquierdo Ríos, de 42 años, y residente del oeste de Miami-Dade también se encuentra tras las rejas cumpliendo una condena de seis años y cinco meses.

Izquierdo Ríos fue empleado de la compañía, y utilizó la estafa para su propia compañía de facturación, American Fast Services, y le estafó a Blue Cross Blue Shield, Cigna y UnitedHealthcare $2.278.702.

Palma, Izquierdo Ríos y Celia Domínguez Cruz, presidenta de Blue Diamond Medical Center, presentaron o ayudaron a presentar reclamaciones fraudulentas por $5.692.102 a Blue Cross, de acuerdo a documentos judiciales.

Blue Cross de manera falsa y fraudulenta hacía ver que varios beneficios de cuidado de salud, principalmente terapia física y medicamentos inyectables eran necesarios, prescritos por un médico.

Esta compañía le pagó $653.893 a la cuenta corporativa de Blue Diamond, una clínica del oeste de Miami-Dade.

Rodríguez, Palma e Izquierdo Ríos presentaron $5.943,053 en reclamaciones similares a Blue Cross y Cigna por beneficios de Salvus, una clínica de la misma localidad.

Del $1.638.378 que Blue Cross le pagó a la cuenta corporativa de Salvus, Billing USA recibió un gran porcentaje.

“En algunos casos, las clínicas le pagaron a Billing USA súper facturas, lo que especificaba que querían que se les pagara a su nombre”, dio a conocer el Departamento de Justicia en un correo electrónico.

(Con información de El Nuevo Herald)