A través de una conferencia de prensa vía telefónica desde La Habana, la líder de las Damas de Blanco, Berta Soler denunció que el régimen cubano busca “liquidar” al movimiento opositor, y reclamó a la comunidad internacional que “frene” a una “dictadura” bajo el mando de Raúl Castro, recoge Martí Noticias.

Soler dijo a los presentes en la sede de la Fundación Nacional Cubano Americana en Miami, que “el hostigamiento es bien fuerte, pero vamos a continuar la lucha por la libertad de los presos políticos y el respeto a los Derechos Humanos”.

La opositora mencionó que no son solo las mujeres que cada domingo se manifiestan tras escuchar misa en la parroquia de Santa Rita en La Habana, las que sufren el acoso, sino también sus hijos, incluyendo los niños, y otros familiares a los que los agentes de la Seguridad del Estado reprimen.

Berta Soler opina que no es que el nuevo gobernante cubano Miguel Díaz-Canel haya “agudizado la represión”, ya que el solamente es un “títere” de Raúl Castro quien verdaderamente “sigue mandando” en el país.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

La líder de la organización ha admitido que el número de miembros se ha reducido significativamente, antes eran 100 en La Habana, y ahora militan 25 mujeres, y 72 en toda Cuba; pero afirmó que aunque la cantidad de integrantes del movimiento siga mermando, no abandonará el compromiso de lucha que asumieron hace 15 años.

Once mujeres miembros de las Damas de Blanco han sido apresadas en los últimos tres años, y en la actualidad cuatro permanecen en cárceles cubanas.

Yolanda Santana fue sentenciada a un año de prisión recientemente, por no pagar unas multas, la Dama de Blanco no tuvo abogados defensores en el juicio en un tribunal de la policía política.

Otra de las integrantes del grupo de la disidencia, Marta Sánchez está presa, a la espera de un juicio por “desacato y desobediencia”, Nieves Matamoros cumple una condena de un año y medio presa por no tener dinero para pagar multas.

Aymara Nieto espera encarcelada un juicio por presunto “atentado” luego de haber recibido una golpiza por la que médicos tuvieron que atenderla.

Soler cree que el mundo ha naturalizado que estas mujeres sean reprimidas cada domingo, y sufran las consecuencias de vivir en dictadura, y dijo que otros países no deberían “pensar solo en hacer negocios”, sino en el sufrimiento del pueblo cubano.

“Esta dictadura, quien la arranca y quien la termina somos los cubanos que estamos dentro de Cuba, pero queremos y tenemos el derecho de contar con el apoyo de la comunidad internacional”, detalló.

En cuanto a la prohibición de salir de la Isla que pesa sobre los disidentes en el país caribeño, incluyendo a las Damas de Blanco, la líder del movimiento afirmó que el Gobierno estadounidense podría ayudar prohibiendo también que “artistas comunistas” de la Mayor de las Antillas ingresen a EEUU.

(Con información de Martí Noticias)