En un comunicado de prensa, la alcaldesa de Baltimore, Catherine Pugh, declaró que la demanda se debe a que la administración “cambió ilegalmente y en secreto la definición de “carga publica” del Departamento de Estado, una disposición de la ley de inmigración que limita quiénes pueden venir a los Estados Unidos”.

La declaración dice que el cambio en la definición se debe a “hostilidad notoria hacia ciertos grupos de inmigrantes” y “es una violación de las leyes federales que rigen a las agencias administrativas”.

“Baltimore es una ciudad de acogida, conocida por abrazar a los inmigrantes y también por sus muchas contribuciones”, dijo la alcaldesa Catherine E. Pugh en el comunicado de prensa. “Este esfuerzo de la Administración Trump para crear obstáculos adicionales para quienes buscan vivir en Baltimore es una afrenta a los ideales y principios sobre los cuales se fundó esta nación.

Estamos decididos a resistir este último intento de privar a nuestras comunidades inmigrantes de los servicios básicos y confiamos en que prevaleceremos “.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

La declaración dice que el cambio en la definición de si los solicitantes de visa o sus familiares han recibido beneficios no monetarios. Un ejemplo de tal beneficio es el programa Head Start. La declaración alegó que la inscripción de inmigrantes africanos en Head Start “prácticamente ha cesado” como resultado directo del cambio.

La demanda fue presentada en el Tribunal de Distrito de EE. UU. para el Distrito de Maryland.

La Administración de Trump no había hecho comentarios sobre la demanda hasta las 6:30 de la mañana del miércoles.