Un hombre cubano con problemas de salud mental que vino a Gibraltar en busca de atención médica será enviado de regreso a su país de origen según reportó GBC.

El hombre había estado viviendo ilegalmente en España cuando nadó hasta Gibraltar en noviembre pasado esperando recibir tratamiento en Ocean Views. Pasó un tiempo en la instalación antes de ser liberado el mes pasado cuando fue arrestado por ser un inmigrante ilegal. El hombre había buscado previamente tratamiento en por problemas similares en 2008, en esa ocasión, luego de su liberación fue enviado de regreso a España.

Desde su aparición en el tribunal el mes pasado, las autoridades locales se han puesto en contacto con las autoridades pertinentes en Madrid y La Habana para verificar su identidad, que ahora ha sido confirmada. Se otorgó una orden de detención y expulsión en el Tribunal de Magistrados, decisión que el juez de instrucción, Charles Pitto, describió como “apropiada e inevitable”. Se harán arreglos ahora para que sea deportado.