Francisco Rangel Manzano, como parte del proyecto humanitario “Capitán Tondique” en Colón, Matanzas distribuía el 14 de febrero el almuerzo semanal que ofrece a los desamparados y casos sociales en ese municipio cubano, pero por realizar un acto de buena fe fue arrestado y conducido a la unidad policial más cercana.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Según contó el opositor a Radio Martí le impusieron dos multas el mismo día, y detalló: “el carpeta que estaba allí, como a los veinte minutos me llamó y me dijo” ‘Mire, Francisco, usted tiene una multa de ciento cincuenta pesos, porque ha violado el dispositivo de seguridad’; al poco rato llegó un oficial de la Seguridad con una joven, Yudianis Orama, inspectora de Higiene (Departamento de Higiene y Epidemiología) aquí en Colón y me dicen ‘usted va a ser multado por propagación de epidemias”.

Este proyecto nace el 27 de abril de 2013, para honrar la memoria del guerrillero anticomunista Margarito Lanza Flores, desde sus inicios distribuyó centenares de raciones de comida, medicinas y otros artículos de primera necesidad a desamparados y cubanos de la tercera edad con todo tipo de carencias, con ayuda de organizaciones del exilio.

Desde que el proyecto comenzó, la Seguridad del Estado y la PNR (Policía Nacional Revolucionaria), han hecho todo lo posible por eliminarlo, implementando cercos a la vivienda sede, propiedad de Caridad Burunate, miembro del movimiento opositor Damas de Blanco.

En abril del pasado año, las autoridades penetraron en las casas de los opositores y les ocuparon utensilios de cocina, alimentos y otras pertenencias.

En muchas ocasiones han sido víctimas de multas injustas, arrestos injustificados para frenar las acciones humanitarias que lleva a cabo “Capitán Tondique”.

(Con información de Martí Noticias)