Autoridades en Colorado descubrieron una red de robo de datos de tarjetas de crédito dirigida por un grupo de cubanos que robaba la información en las bombas de gasolina.

La banda era dirigida por cubanos que residían en Miami y que cometieron los robos de identidad en varios estados como Denver, Cleveland y Chicago.

Los estafadores buscaban golpear gasolineras que se encontraban en las cercanías de barrios de clase media o alta.

Chris Fiegel. quien ha estado trabajando para la oficina del Sheriff del condado de Boulder durante 18 años dijo que esta es la operación más grande que ha visto en su carrera.

“Luego usarían los datos para producir tarjetas de crédito clonadas que posteriormente se usarían para realizar compras fraudulentas contra el crédito de la víctima y cuentas bancarias”, escribieron en una declaración preparada funcionarios de la Oficina del Sheriff del condado de Boulder.

La policía dice que los delincuentes robaron un promedio de $ 2.5 millones por semana mientras operaban. Dicen que hay víctimas de toda el área metropolitana de Denver, y que en todo el estado se identificaron 2.300 víctimas. Un total de 8,000 víctimas han sido identificadas en todo el país.

Las siguientes personas están bajo custodia como parte de la acusación:

– Ranset Rodriguez-Martinez
– Yaniris Alfonso
– Jose Iglesia Edelberto Hernandez
– Luis Enrique Jiménez-González
– Yadian Hernandez
– Lester Castaneda De La Torre
– Eddy Pimentel-Vila
– Yonasky Rosa

La mayoría de los arrestados son cubanos.