Dos funcionarios cubanos fueron arrestados por casos de corrupción vinculados al negocio de las telecomunicaciones con China y la marca Huawei según reporto Cafe Fuerte.

El director del Departamento de Ventas de Huawei en Cuba, Javier Vilariño, y Rigoberto Enoa, director de Política Comercial con Asia y Oceanía del MINCEX, fueron arrestados por tráfico de influencias.

Huawei y ETECSA suscribieron un acuerdo de telecomunicaciones en Cuba que garantizaba la venta de telefonos chinos en la isla.

Huawei también obtuvo el contrato montar los equipos necesarios para prestar servicios de internet de banda ancha en el municipio Habana Vieja y luego en toda Cuba.

Los dos funcionarios podrían enfrentar condenas de hasta 15 años de cárcel.