La Fiscalía General,  la Dijin de la Policía Nacional y la Guardia Civil Española arrestaron a una ciudadana cubana acusada de explotación sexual de jóvenes de jóvenes colombianas y trata de personas.

Según la denuncia, Odalis Leyva Quintero, de nacionalidad cubana, y la banda a la que pertenecía se aprovechaba de las difíciles condiciones económicas de jóvenes colombianas para ofrecerles trabajos en España que, en realidad, eran actividades de explotación sexual comercial en ese país.

El operativo fue realizado en conjunto con las autoridades colombianas.


La investigación de 8 meses terminó con el arresto de Andrés Felipe Sanchez, Jésica Páramo, Jésica Páramo Castellanos y Saida Raish Cantillo.

Una de las mujeres, que logró escapar fue clave para descubrir la conspiración que terminó con el arresto de todos los implicados.