Carl Lawrence Cobb, de 60 años, y Raymond Saunders, de 50 años, fueron arrestados y acusados de desenterrar 469 huevos de tortuga que se encontraban en una playa de North Hutchinson, en la costa este de la Florida, reporta EFE
.
Los dos hombres, que de ser hallados culpables enfrentarían una pena de cinco años y 12 meses de prisión, enfrentan cargos por “transportar huevos de tortuga para su venta” y “violación de la ley de protección de especies en peligro”, señaló en un comunicado el Departamento de Justicia del distrito sur de Florida.

En el mes de mayo un ciudadano alertó a la Comisión para la Conservación de la Pesca y la Fauna (FFWC) de Florida que un hombre escarbaba en nidos de tortuga en la citada playa, según los registros de tribunales.

Después, agentes de la ley observaron cómo Cobby y Sanders extraían 469 huevos de varios nidos de tortuga en North Hutchinson Island, una barrera de islas cercana a la ensenada de Fort Pierce.

Los dos ciudadanos fueron arrestados cuando se disponían a transportar los huevos al condado de Palm Beach.
“Los huevos recuperados fueron recolocados en los nidos por biólogos marinos”, dijo la Fiscalía.