angel-carromero-miamiEl político español Ángel Carromero fue autorizado por el gobierno de su país para viajar a Miami donde conto su verdad sobre la muerte del opositores cubanos Oswaldo Payá y Harold Cepero. Carromero se encuentra actualmente cumpliendo una condena en España de cuatro años impuesta por el gobierno de Cuba por supuestas negligencias mientras conducía en el momento de la muerte de los opositores.

El gobierno de Cuba culpo a Carromero del accidente pero varias versiones contradicen la versión oficial asegurando que el accidente fue provocado por agentes de la seguridad del estado que perseguían el auto en el que viajaban.

Las pruebas presentadas por el gobierno de Cuba también dejan dudas como discrepancias en las fotos del auto y el terreno donde se produjo el accidente, en ocasiones el auto es presentado sobre la hierba y en otras sobre una superficie de arena. Carromero respondió a varias preguntas de El Nuevo Herald sobre lo que realmente sucedió durante y después del accidente.

Ver Más
Cubanos en albergue de Panamá viven en condiciones inhumanas

“Ahí te acusan y estás condenado. La legislación cubana impide que puedas proponer un perito. Eso no pasa en ningún país que no sea una dictadura” dijo Carromero al ser preguntado si pudo llevar sus propios testigos al juicio. “Lo primero que declaro es que nos han sacado de la carretera y nos han dado. Eso los puso nerviosos y me golpean. Luego viene un oficial que se identifica como perito y me dice la versión que tengo que repetir: que accioné el pedal del freno y caí “en un terraplén”, pero en España eso tiene otro significado. Además en España decimos “frenar”, no “accionar el pedal del freno” continuo el político español.

Ver Más
Acusan a cubano recién llegado a Miami de violar a su propia hija

Sobre la velocidad a la que viajaba Carromero dijo “no recuerdo la velocidad pero quien ha estado en Cuba sabe que en la Carretera Central, aunque quieras, no puedes ir a mucha velocidad, está llena de agujeros. Además, era un coche alquilado que no funcionaba. Ayer que estuve con Rosa María [Payá], recordábamos que el día anterior al viaje estuvimos a punto de suspenderlo porque el coche no aceleraba bien”.

Carromero mantiene su versión de que las autoridades cubanas provocaron el accidente y después montaron un teatro para utilizarlo como culpable ante la opinión publica.