Gladys Coego una señora de actualmente 74 años ha sido acusada de llenar boletas fraudulentamente en el tiempo que trabajaba para el Departamento de Elecciones del Condado Miami-Dade.

Sin tener antecedentes penales, sufriendo de diabetes y de depresión declaro que no tuvo un motivo específico para llenar dichas boletas.

“Emocionalmente, estoy destruida”, dijo Coego. “No tengo ninguna explicación por lo que hice. Nadie me ofreció nada a cambio de lo que hice”.

Su sentencia fue de arresto domiciliario durante dos años y tres años de libertad provisional.

“No podrá votar ni participar en el sistema democrático”, dijo el juez de Circuito Alberto Milián