Amnistía Internacional encargó a Joan X. Vázquez, artista mexicano, dos historias sobre la represión en Cuba.

El ilustrador recién entregó la segunda historieta de la serie “Unas vidas cubanas”, realizadas directamente para la organización Amnistía Internacional (AI), y basadas en historias reales de la Isla comunista.

“Nadia”, la primera historia, trata de una joven estudiante de la universidad que trabaja como guía turística, se une con amigos que el régimen tacha de opositores, y por sus actividades en contra del gobierno es expulsada de la Casa de Altos Estudios, y enjuiciada, hasta que decide abandonar Cuba, pero capturada por las autoridades y al final, la joven opta por autocensurarse.

“Graciela”, es la segunda entrega; en esta historia una joven campeona de halterofilia, realiza una crítica en una entrevista para la televisión estatal de la Isla, cuestionando la falta de apoyo institucional a su deporte, como consecuencia, es excluida del equipo nacional cubano.

La deportista obligada a trabajar busca un empleo, pero a causa del estigma de “disidente” por decir lo que piensa, todas las puertas le son cerradas. Al final de la historia encuentra trabajo en labores agrícolas, pero el salario tan mísero la fuerza a abandonar la Mayor de las Antillas.

Amnistía Internacional, recientemente dio a conocer un informe titulado “Es una prisión mental”, Cuba: mecanismos de control de la libre expresión y sus efectos intimidantes en la vida cotidiana, la organización compila casos de cubanos “expulsados, despedidos de forma discriminatoria o indebidamente” de trabajos estatales” por opinar distinto y tener el valor de expresarlo.

El único país del Caribe que impide a AI hacer visitas a su territorio es Cuba; por lo que los investigadores se vieron obligados a entrevistar migrantes cubanos en la frontera de México con Estados Unidos.

Y cientos de casos como el de las historias del ilustrador mexicano aparecieron ante la organización de derechos humanos, testimonios reales de cubanos marginados dentro de su país, que se vieron forzados a emigrar por razones políticas, porque detrás de las mal llamadas razones económicas, no hay más que un régimen opresor, que politiza todo, ante esta realidad todos los migrantes cubanos somos migrantes por motivos políticos.

Joan X. Vázquez, nació en Xalapa, México, cursó una maestría en Barcelona, España, y además fue premiado con una beca en Nueva York.

Ha exhibido su obra en México, Bosnia, Ucrania y Japón. Grandes compañías como Aeroméxico, la Dirección General de Publicaciones de la UNAM, las publicaciones Trilce Ediciones, Life&Style Magazine han trabajado con el ilustrador.

(Con información de Martí Noticias)