Las aerolíneas estadounidenses American, JetBlue y Southwest se encuentran luchando por obtener la ruta a Cuba que ha dejado Delta.

Delta abandonó una de las rutas a La Habana a causa de la baja demanda y ahora las otras aerolíneas buscan llenar ese espacio con sus aviones. American Airlines está proponiendo un vuelo adicional semanal, los sábados, entre Miami y La Habana, a bordo de un Boeing 737-800 con 160 asientos. El servicio comenzaría antes del 22 de diciembre.

JetBlue, busca poner un vuelo adicional semanal los sábados entre Fort Lauderdale y La Habana, en un Airbus A-320 de 162 plazas, que debutaría el 10 de noviembre.

Southwest pidió volar los sábados en la ruta Tampa-Habana en un Boeing 737-800 con 175 capacidades.