Alberto Cutié, el padre de origen cubano y que pertenecía a una iglesia de Miami Beach que fue protagonista de un escándalo que recorrió el mundo se casó con su novia por lo civil en un tribunal de Coral Gables. El padre que después del escándalo abandono la iglesia católica para incorporarse a la episcopal se casó con su novia Ruhama Buni Canellis, de 35 años, la pareja presento pruebas de que habían recibido asesoría prematrimonial .