Cuatro personas adultas invadieron el Instituto Tecnológico Olo Pantoja del municipio La Lisa, en La Habana, en la mañana del lunes y “comenzaron a repartir puñaladas”, el diario independiente cubano 14ymedio dio a conocer que el siniestro dejó como saldo que cuatro estudiantes resultasen heridos.

Pero según testimonio de una empleada de la escuela, que pidió no ser identificada, unos siete estudiantes recibieron puñaladas, de ellos cinco varones, y una joven.

Horas más tarde, el Hospital Pediátrico de Marianao corroboró que cuatro adolescentes habían sido atendidos de urgencia, un chico con cortes en la cara.

Una trabajadora del hospital explicó que “de los cuatro atendidos solo uno permanece hospitalizado por una lesión ortopédica previa”.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Tres de los cuatro atacantes han sido arrestados por la policía, según fuentes. Los jóvenes fueron primeramente trasladados al Policlínico Cristóbal Labra, cercano a la escuela, y una vez allí un sujeto trató de agredir a los estudiantes nuevamente, pero fue interceptado por las autoridades.

La empleada del centro educativo, declaró vía telefónica que “el problema que tiene la escuela es que no hay seguridad ninguna. La gente entra sin que le pidan identificación”.

Actualmente el centro escolar está en evacuación, de acuerdo a información que ofrecieron a los padres, las autoridades de la escuela, las clases no se reanudarán hasta la próxima semana.

Padres de los alumnos temen a que un incidente como el del lunes se repita, el Instituto Tecnológico Olo Pantoja está localizado en la avenida 51 y calle 222 y se ocupa de formar técnicos medios de la Construcción en especialidades de carpintería, albañilería y otros.

La prensa oficialista nuevamente hace caso omiso, y no publica nada al respecto, el diario independiente cubano señala que realizó múltiples llamadas a la estación policial de La Lisa, pero nunca contestaron.

El régimen cubano mantiene al margen a la prensa independiente en la Isla, además del constante hostigamiento a los periodistas que se atreven a usar su voz, fuera de los medios estatales.

Según 14ymedio, en Cuba son escasos los reportes sobre violencia escolar, prostitución entre otros flagelos, que de salirse de su control pondrían en entredicho los “logros de la revolución” de los que aún a estas alturas se vanagloria el Gobierno de la Isla.