Un reportaje realizado por El Nuevo Herald reveló la preocupación de varias agencias de envíos a Cuba en Miami por las amenazas de la Aduana sobre las mulas.

Esto no es nuevo. De vez en cuando la Aduana lanza una cruzada contra las mulas y pone las cosas difíciles”, dijo el propietario de una agencia consultada por El Nuevo Herald.

“Hemos visto que los controles se han incrementado. Recientemente tuvimos problemas con una persona que nos llevaba mercancía y se la decomisaron”, agregó, pero dijo que cree que todo volverá a la normalidad.

“Es verdad que movemos mucha mercancía, pero el 80 por ciento son productos de primera necesidad, cosas que dentro del país no se consiguen: ropa, alimentos, aseo, café. Incluso hasta azúcar hemos llegado a mandar”, explicó.

El gobierno de Cuba hace solo unas semanas advirtió que iba a decomisar todos los productos que llegarán a Cuba por agencias no autorizadas para hacer los envíos.