El gobierno de Estados Unidos, a través del Departamento de Estado pidió explicaciones a Cuba sobre lista de presos políticos que prometió liberar.

Mike Pompeo, secretario de Estado de EEUU,  pidió el lunes a su homólogo cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, que dé explicaciones “sustanciales” sobre la continua detención de ocho presos políticos, entre los que figura Martha Sánchez, del grupo disidente Damas de Blanco.

Pompeo recordó al gobierno de Cuba el supuesto compromiso que hizo durante una rueda de prensa en marzo del 2016 en La Habana el ex gobernante Raúl Castro (2008-2018), quien dijo que si Estados Unidos era capaz de darle una lista de “presos políticos” los pondría en libertad esa misma noche.

En la lista aparecen también Yosvany Sánchez Valenciano, Melkis Faure Echevarría y Yanier Suárez Tamayo, tres activistas de Unión Patriótica de Cuba (UNPACU); así como Eduardo Cardet Concepción, del Movimiento Cristiano Liberación (MCL); y el periodista Yoeni de Jesús Guerra García.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

“Estados Unidos reconoce el derecho soberano de cada Estado para juzgar y condenar a los individuos que violan las leyes criminales, siempre y cuando cuenten con las garantías de un juicio justo por un tribunal independiente e imparcial” escribió Pompeo.

“Ese principio, sin embargo, no justifica el encarcelamiento de individuos cubanos por el simple ejercicio de derechos humanos y libertades fundamentales, incluida la libertad de religión, expresión, reunión o asociación”, añadió.

En su carta, el Secretario de Estado aseguró que funcionarios de Estados Unidos han mencionado el tema en numerosas ocasiones a las autoridades cubanas y, al no obtener una respuesta satisfactoria, dio a conocer públicamente el lunes la carta que envió al canciller cubano, fechada en el 7 de diciembre.