William Rodríguez Abadía, hijo de Miguel Rodríguez, uno de los capos del cartel de Cali, aseguró que solo fungió como abogado de su padre mientras llevaba a cabo un proceso jurídico contra Estados Unidos, informa El Nuevo Herald.

“Yo era el abogado de mi papá. En esa época Estados Unidos quería implantar una cantidad de proyectos en contra del narcotráfico, como el lavado de activos, el enriquecimiento ilícito de terceros, la extinción de dominio y la extradición. Al final lo lograron todo”, aseguró.

Rodríguez salió al ámbito público para señalar Narcos, la serie de Netflix que, según su opinión, deja una imagen poco real de cómo era su padre y cómo sucedieron los hechos.

“Yo no era el sicario de mi padre. No puedo aceptar que me pongan como un criminal, asesino despiadado y psicópata”, agregó.

Mientras tanto, Rodríguez, de 53 años, también critica que Netflix esté realzando figuras negativas para la sociedad y aunque le gustaría emprender una querella legal no cuenta con los medios económicos para hacerlo.

Lo “más importante es aclarar todos estos malos entendidos”, indicó.