La activista cubana Arianna López Roque, quien está en huelga de hambre desde el pasado 9 de enero, requirió atención especializada este domingo en el hospital de Placetas tras un empeoramiento de su estado de salud.

“Ella estaba echando espuma por la boca, no se le sentían las pulsaciones y la sudoración era muy fría” dijo un reporte de Martí Noticias.

La joven fue tratada por pérdida de conocimiento, dificultades en la respiración y baja tensión arterial.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Jorge Luis García Pérez Antúnez, líder del grupo opositor Frente Nacional de Resistencia Cívica Orlando Zapata Tamayo, denunció a las autoridades de la salud por la falta de atención a los reclamos de la familia para que visitaran a la huelguista en la casa en los últimos dos días.

La activista se encuentra en huelga de hambre para que, a su esposo, el prisionero político Mitzael Diaz Paseiro, le sean reintegrados los derechos carcelarios que le han sido limitados desde el pasado mes de diciembre, cuando fue trasladado a la cárcel La Pendiente, en Santa Clara, y sometido a tratos crueles y degradantes.