En lo que al parecer es el fin de una disputa sobre el libro “Vamos a Cuba” la corte suprema rechazo tomar el caso sobre el libro. El libro creó un revuelo en Miami cuando se empezó a distribuir en las escuelas y recibió críticas por mostrar una realidad incorrecta de Cuba. La disputa comenzó cuando la Unión de Libertades Americana de Libertades Civiles de la Florida (ACLU) presento una demanda en la Corte Suprema de Justicia, la disputa estaba basada en que retirar los libros violaba la libertad de expresión pero la corte suprema se negó a escuchar el caso. La verdad es que este libro era una ofensa a los cubanos, donde se muestra una realidad que no existe en Cuba, yo no estoy en contra del libro mientras muestre la realidad objetiva de Cuba.