Mauricio Claver-Carone, abogado cubanoamericano conocido en Washington por su defensa del embargo al régimen de La Habana, y sus críticas a los abusos de los Castros, asumió esta semana como director de Asuntos del Hemisferio Occidental en el Consejo de Seguridad Nacional, reporta Martí Noticias.

Claver-Carone también se opuso a la distensión emprendida por la Administración de Barack Obama con el Gobierno cubano, y ahora es el nuevo encargado de Latinoamérica y el Caribe en la Casa Blanca, su asunción al cargo fue confirmada por un funcionario del Consejo de Seguridad Nacional.

El cubanoamericano asesorará al presidente Donald Trump, en asuntos relacionados con la región.

Claver-Carone que nació en Miami, pero tiene ascendencia cubana hasta hace poco tiempo fungió como Director Ejecutivo interino de EEUU ante el Fondo Monetario Internacional, y se ha labrado un nombre en Washington gracias a su blog “Capitol Hill Cubans”, donde lanzó fuertes críticas contra los derechos humanos en Cuba, y su férrea oposición al deshielo entre EEUU y el Gobierno castrista, impulsado por Obama.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

En su currículo también aparece que estuvo al frente del comité de acción política US-Cuba Democracy PAC, un grupo de cabildeo que relevó de hecho en Washington a la Fundación Nacional Cubano Americana y se opuso a leyes que pudieran “financiar la maquinaria represiva de la dictadura cubana”.

Desde noviembre de 2016 Claver-Carone fue incluido por el presidente electo Trump en el equipo encargado de organizar la transición en el Departamento del Tesoro, donde ya había ejercido como asesor.

Mauricio y John Bolton podrían ser un binomio perfecto si se trata de establecer una línea dura hacia los regímenes dictatoriales en Latinoamérica, incluyendo por supuesto el caso cubano.

(Con información de Martí Noticias)