El cubano Manuel Díaz, dueño de una empresa de viveros y paisajismo en Homestead es el propietario de un palacete estilo neoclásico y mediterráneo, construido sobre casi 2.4 acres frente a la bahía de Biscayne.

El inmueble está a la venta por $55 millones de dólares, de venderse será la casa “unifamiliar más costosa de Miami, según avalúos de tasadores citados en la prensa especializada del sector inmobiliario”, rompería los récords recoge El Nuevo Herald.

La belleza natural de una de las propiedades más glamurosas del Sur de la Florida, han hecho que esta mansión sea la más cotizada de la ciudad; la casa está emplazada en una exclusiva urbanización de Coral Gables.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

Las columnas son de estilo dórico; frontones, bóvedas y arcos, donde además no hay nada barroco, ni extremo, más bien predomina la sencillez.

La casa cuenta con 14,031 pies cuadrados, posee seis habitaciones, diez baños, una sala de cine, garaje para cuatro automóviles, una amplia sala de juegos; dos casas de huéspedes, y un muelle para recibir a un yate.

El precio récord de venta en Miami se alcanzó el pasado año, cuando una propiedad fue vendida por $43.7 millones, según The Wall Street Journal.

Sin embargo el cubano supo de inversiones, y compró la mansión con un paisaje natural envidiable a su alrededor; donde hay más de 600 especies de palmas, árboles, plantas y flores.

Manuel Díaz, cuenta el Herald es un “exiliado cubano” procedente de Santa Clara, que en 1969 fundó Manuel Diaz Farms en Florida City, y en 2003 adquirió la propiedad por $6.4 millones.