congreso-estados-unidos-sUn grupo de 50 personalidades relacionadas con Cuba pidieron al Congreso de Estados Unidos frenar el acercamiento con Cuba impulsado por el presidente Barack Obama. La petición de las personalidades fue hecha en una carta abierta publicada en el diario estadounidense Washington Post donde aseguran que “la nueva política del presidente Barack Obama es una gran victoria para el régimen represivo en Cuba y para los hermanos Castro, que aun mandan en la isla”.

Entre los firmantes de la carta están James Cason, alcalde de la ciudad de Coral Gables y ex secretario de la Oficina de Intereses en La Habana; el ex preso político Jorge Luis García Pérez (Antúnez); Armando Valladares, embajador ante la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas; Sebastián Arcos Cazabón, ex prisionero político cubano y director asociado del Cuban Research Institute, de la Universidad Internacional de la Florida (FIU); Jorge Blanco, presidente de la Amex Nickel Corp; Alexander Guerrero, profesor asistente por la Universidad de Pennsylvania y Antonio Rodiles, director del proyecto Estado de Sats; entre muchos más.

Rosa María Payá, hija del fallecido opositor Oswaldo Payá, aparece también entre los firmantes aunque ella más tarde desmintió haber dado autorización o haber firmado la petición al Congreso.

La carta asegura que Obama “ignora los sacrificios del movimiento disidente cubano, pone la seguridad de Estados Unidos en riesgo y erosiona la reputación de campeón de los Derechos Humanos y la libertad que tiene Estados Unidos”.

“Hasta que los derechos humanos fundamentales sean respetados en Cuba y se abra un camino claro hacia la libertad de acuerdo al Acta de la Libertad de 1996, los Estados Unidos deben aumentar la presión económica sobre la dictadura e incrementar el apoyo al movimiento prodemocrático disidente”, finaliza la carta escrita por 50 personalidades relacionadas con Cuba.